La mejor forma de planificar la boda en Mallorca

La mejor forma de planificar la boda en Mallorca

planificar boda en MallorcaTras dar el sí a la proposición de matrimonio, empieza todo un carrusel de sentimientos que mezcla felicidad y nervios a su antojo. Empezamos a ser conscientes de que hay mucho por hacer y nos damos cuenta rápidamente que sin una buena organización – como en todo- peligra que nuestra boda en Mallorca sea como siempre hemos imaginado. Así que antes de perder la paciencia, hay que coger lápiz y papel y empezar a planificar la boda: desde pensar y marcar el presupuesto disponible, hasta decidirse por el tipo de ceremonia, elegir con tiempo el vestido de novia o elaborar la lista de invitados.

 

Cada maestrillo tiene su librillo y cada pareja interpreta de distinta manera el concepto de boda perfecta. Aún así, seguir los pasos y timings recomendados por los profesionales de Bonaire Novias, tu tienda de novias en Palma, te asegurará marcar con acierto la agenda de tu boda en Mallorca. Toma nota y no dejes ningún aspecto al azar o sujeto a última hora. Sólo así tu enlace irá sobre ruedas y, lo que es más importante, podrás disfrutar de lleno de los preparativos y del gran día B.

 

El primer paso va a ser centrarse en las cuestiones más básicas: ¿Cuándo celebrarás la boda? ¿Qué clase de enlace predominará? ¿Qué tipo de lugar acogerá el gran día? Si tu idea es casarte en primavera o verano ten en cuenta que necesitarás empezar lo antes posible a mirar sitios, puesto que son las estaciones con mayor número de bodas. Por otra parte, no será lo mismo buscar una localización para una boda multitudinaria que para un enlace con pocos invitados. Ni tampoco decidir casarse en la catedral de Palma que en una iglesia o en una possesió mallorquina. Una vez definas estos aspectos, es el momento de empezar a trazar más estrictamente el plan de acción.

 

– Un año antes del Día B: Mejor prevenir que curar. Con el día o intervalo de semanas decidido, toca reservar la fecha y la hora del evento. No pierdas de vista que la burocracia de los juzgados tiene sus plazos y que puedes topar con lista de espera incluso en las iglesias. También es el momento de definir el presupuesto y empezar a hacer un borrador con los nombres de los invitados. Lánzate a buscar el lugar para la celebración: tienes el día y la hora, un número aproximado de invitados y el tipo de boda decidido.

 

– Nueve meses antes: Nos puede costar más o menos decidirnos, pero todas tenemos claro que queremos estar bellísimas el día de la boda. Quizás des con tu vestido de novia en Mallorca el primer día, quizás necesites un par de meses. Puede que dudes sobre qué modelo te favorece más, qué diseños están en plena moda o qué es mejor evitar con tu silueta. No te preocupes: expertos en moda nupcial como los de Bonaire Novias te guiarán para que escojas sin la menor duda el diseño de novia para vestir uno de los momentos clave de tu vida.

 

– Seis meses antes: Elige al fotógrafo que captará en imágenes la esencia de tu boda. No tengas prisa, coteja diferentes opciones, pregunta, investiga porfolios… Pero no apures, muchos de estos profesionales tienen cerrada la agenda con mucha antelación, sobre todo si te casas en las épocas más demandadas. También es momento para preparar vuestro primer viaje de casados (el margen beneficia el precio) y encargar las invitaciones para evitar contratiempos. Asegúrate de empezar a organizar la documentación del enlace, como el certificado de nacimiento, o la partida bautismal. Todo lleva su tiempo.

 

–  Cuatro meses antes: Es un momento ideal para empezar a entregar las invitaciones (en mano, vía mail o por correo postal). Te dará posibilidad de saber con tiempo las confirmaciones y bajas.

 

–  Último trimestre: Se acerca el día de la boda pero respira, ya hay mucho adelantado. ¿Tienes la peluquería y el maquillaje claro? Si no es así, asegúrate de cerrarlo al menos un par de meses antes, teniendo en cuenta que necesitarás al menos un día de prueba. No tardes tampoco en cerrar el menú definitivo y en tener claro los presentes o agradecimientos que vais a dar a los invitados. Y por supuesto… ¡comprar los anillos y/o las arras!

 

En la recta final del último mes, haz la prueba de maquillaje y peluquería, encarga el ramo, consulta cuándo recoger el vestido de novia y comprueba la banda sonora que amenizará tu día. Unas dos semanas antes, revisa el seating (imprescindible tener claras ya las bajas, aunque siempre habrá imprevistos), confirma números con la sala o establecimiento y haz un repaso general para que no se escape nada (confirmar el servicio de autobús si lo has contratado, cerciorarte sobre quién llevará los regalos o dejará los presentes en la sala, revisar que las damas de honor y padrinos conocen su papel…). Llegados a este punto sólo quedará lo más importante: ¡DISFRUTAR!

No Comments

Post a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.política privacidad